Despedazando los trópicos para la cena

por Laura Kehoe

Desde las selvas tropicales amazónicas hasta las llanuras de inundación de Zambezi, nuestra nueva investigación publicada en Nature Ecology and Evolution muestra dónde y cómo la agricultura podría afectar a la vida silvestre en todo el mundo – y no es una imagen bonita. Si seguimos despedazando los trópicos en tierras de monocultivo intensivo, podríamos perder hasta un tercio de nuestra fauna (esta pérdida se debe tanto al tamaño de las poblaciones como al número de especies en una zona, los detalles en el mapa abajo). Se predice que la fauna desaparezca más drásticamente en los bosques y pastizales de América Latina y el África subsahariana. El punto más crítico de pérdida de especies ocurriría en la cuenca amazónica peruana donde un estimado de 317 especies podrían perderse como resultado del desarrollo agrícola. Estimamos este descenso en la fauna silvestre a una escala de 1 km2 usando una alta cantidad de bases de datos recientemente desarrolladas que muestran el uso de la tierra y la biodiversidad que recopilan miles de estudios de todo el mundo. Por supuesto, en realidad, estas estimaciones podrían ser un poco más o menos extremas que las que mostramos, sobre todo porque los datos no están actualmente disponibles para evaluar el impacto de las áreas adecuadas para el pastoreo.

 

1_es

El mapa muestra la pérdida potencial de biodiversidad debido a la expansión e intensificación de la agricultura y el resultado es el número de especies perdidas por cuadrícula (panel izquierdo) y abundancia (panel derecho). Vale la pena señalar que no intentamos predecir los lugares más probables donde la agricultura podría expandirse o intensificarse. Esto es porque esto es algo difícil de hacer con alta precisión – especialmente teniendo en cuenta los cambios repentinos e inesperados en la política o el comercio internacional. En vez de eso, buscamos identificar las áreas cultivables donde si la agricultura ocurriera, cuál sería el impacto en la vida silvestre.

 

Lo que sí sabemos con seguridad es que, desde 1970, en menos de la duración de una sola generación humana, mientras que el tamaño poblacional de nuestra especie se ha duplicado, las poblaciones de vertebrados han caído en más de la mitad. La raíz de esta destrucción ambiental generalizada es el resultado del crecimiento de la población humana y el aumento del consumismo. La parte del consumismo de esta ecuación se relaciona principalmente con la sabrosa actividad en la que participamos tres veces al día.

Aunque el cambio climático es una amenaza inminente suspendido como una nube oscura sobre los esfuerzos de conservación futuros, la agricultura es actualmente la amenaza número uno para la vida silvestre. Ya cultivamos un enorme 38% de la tierra en este planeta. Inquietantemente, si seguimos como de costumbre, tendremos que duplicar nuestra producción de cultivos para alimentar a un creciente mundo que está exigiendo alimentos más intensivos en recursos.

Nuestra investigación muestra que África subsahariana está particularmente en riesgo de desarrollo agrícola nocivo. Esta región está en la encrucijada del crecimiento económico, demográfico y agrícola, la minimización de los impactos potenciales de los cambios agrícolas es una tarea urgente. Esto se vuelve más preocupante cuando consideramos el porcentaje de nuestras áreas-en-riesgo que actualmente están protegidas contra la agricultura. En comparación con América Latina, África subsahariana sólo tiene la mitad de la cobertura de áreas protegidas en las áreas-en-riesgo de expansión a tierras de cultivo.

Esto no se trata de proteger la tierra que es importante para la vida silvestre a costa de la gente local que pasa hambre. Se trata de encontrar las mejores soluciones en términos de asegurar que existan suficientes alimentos nutritivos, mientras al mismo tiempo, conservar los lugares más biodiversos y únicos en la Tierra – y esto es posible si lo intentamos. Saber de antemano cuáles son las áreas en mayor riesgo nos permite planificar mejor un futuro más sostenible.

Aparte de la protección de la tierra, también hay maneras en que los alimentos se pueden cultivar a poco o ningún costo para la biodiversidad. Por ejemplo, la agricultura agroecológica de pequeños productores que normalmente utiliza técnicas de cultivo múltiple junto con insumos químicos más bajos, puede producir grandes cantidades de alimentos nutritivos con poco a ningún costo para la vida silvestre. Se necesita más conciencia sobre los métodos agrícolas agroecológicos, además de asegurar derechos de propiedad de tierra para la gente local – un paso crucial para reducir las grandes corporaciones extranjeras que compran tierras para monocultivos. Las comunidades locales que adoptan técnicas agroecológicas son una solución en la que todos ganan que contribuye hacia la alimentación sostenible del mundo sin empujar a la vida silvestre hacia la extinción.

¿Qué pueden hacer los legisladores?

Los actuales esquemas de conservación a gran escala se basan en diversos factores, como la pérdida previa de hábitats ​​y el estatus de amenaza de especies, pero ninguno incluye el potencial de cambio futuro del uso de la tierra. Necesitamos hacer un mejor trabajo de predicción de las presiones futuras sobre el hábitat de vida silvestre. Especialmente teniendo en cuenta el hecho de que una acción de conservación más a tiempo es más barata y más eficaz. Nuestra investigación da un paso en esta dirección.

También mostramos a qué países les vendría bien más apoyo en términos de iniciativas de conservación, tanto en la forma de proteger la tierra como en encontrar maneras de producir alimentos sosteniblemente. Varios países de América Latina, y en particular del África subsahariana, como Surinam, Guyana y la República del Congo se encuentran en el punto crucial de alto crecimiento agrícola, baja inversión en conservación y números muy elevados de especies que podrían perderse debido al desarrollo agrícola. Teniendo en cuenta que gran parte de la demanda agrícola proviene de las naciones más ricas, esas mismas naciones deberían participar en el financiamiento de métodos agrícolas sostenibles y esfuerzos de conservación liderados localmente.

2_es copy

 

Países en riesgo debido al alto potencial de pérdida de especies debido a la expansión e intensificación de la agricultura (promedio nacional de especies perdidas/cuadrícula de 110 km – mostrada en amarillo en mapa y por el símbolo de oso), rápido crecimiento agrícola (crecimiento promedio entre 2009-2013 – color naranja en el mapa y símbolo del tractor), y los diferentes niveles de inversión en conservación ($, valores ajustados por km2). Combinaciones de factores que aparecen en: rojo (inversión relativamente baja, alto crecimiento y alta pérdida de especies, es decir, mayor riesgo en los tres factores al combinar valores estandarizados) púrpura (alto gasto, alto crecimiento y baja pérdida de especies) Bajo crecimiento y alta pérdida de especies). Países con valores bajos para los tres factores o mostrados en gris. Países y territorios con valores faltantes mostrados en blanco (Puerto Rico, Guayana Francesa, Groenlandia, Zimbabwe y Somalia). 

 

¿Qué puedes hacer tú?

¿Cómo puede nuestra especie de humanos hambrientos tener una buena comida sin dañar a la vida silvestre? Como podrá imaginar, este es un tema complejo con muchas advertencias e incertidumbres. Sin embargo, hay un paso tentadoramente simple que todos podemos tomar ahora mismo que tendría un impacto mucho mayor que cualquier otro*. Eliminar la carne de engorde.

Debido a una conversión ineficiente de grano a carne, una dieta pesada en productos animales es particularmente pesada en los recursos de la Tierra. Por ejemplo, en los Estados Unidos, se necesitan 25kg de grano para producir 1kg de carne de vaca, los cerdos requieren una proporción de grano a carne de 9:1 y los pollos de 3:1. Imagine tirar 25 platos de comida deliciosa para obtener un plato de carne – sería absurdo y probablemente haría noticia si se hiciera en masa. Pero eso es precisamente lo que todos estamos haciendo sin saberlo al comer carne intensiva en recursos **. Cada vez que leo acerca del desperdicio de alimentos, no puedo evitar pensar en la extraña relación de granos a carne de muchas de nuestras carnes más populares.

Para empeorar las cosas, el grano que alimentamos a los animales es el principal motor de la deforestación en los trópicos. Y es una bestia hambrienta: nuestras vacas, cerdos y aves de corral devoran más de un tercio de todos los cultivos que producimos. De hecho, el grano con el que alimentamos a animales en los Estados Unidos por sí solo podría alimentar a 800 millones de personas más si fuera comido directamente por nosotros (sí, eso es más que el número de personas que viven en hambre).

Pero ¿qué pasa con el aceite de palma? El ganado causa diez veces más deforestación que la industria del aceite de palma, pero obtiene cerca de diez veces menos prensa. Si bien es cierto que evitar el aceite de palma insostenible es una buena idea, evitar comer animales que se criaron en grano es una táctica aún más eficaz que muchas personas no conocen aún. Pero ahora lo sabes.

Alimentar el mundo sin dañar la naturaleza es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad. Pero con un poco de previsión, una mejor gobernanza de la tierra y algunos cambios sencillos en las comidas, muchas de las soluciones están al alcance de las manos, justo allí en la mesa. Por el bien de la vida silvestre, sal y disfruta de las hamburguesas vegetarianas.

 

Notas de pie de página

* Aparte de tener menos hijos

** Hay maneras en que los agricultores pueden criar ganado con poco o ningún daño ambiental, particularmente cuando la tierra no está sobrepastoreada y los árboles permanecen en el paisaje. De hecho, en algunas zonas remotas, el pastoreo del ganado es una fuente crucial de alimento y nutrición. Desafortunadamente, el modelo de confinamiento industrializado que depende en gran medida del grano constituye la abrumadora mayoría de la carne en tu supermercado. Ese es el lado de la agricultura que se investiga en este estudio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s